Marcas

               
                 

 
Es indispensable que los empleados que se desempeñan en un trabajo de alto riesgo, el cual implique la realización de actividades peligrosas, utilicen el adecuado Equipo de Protección Personal (EPP), con el fin de mantenerse a salvo de lesiones o enfermedades a causa de sus labores diarias. Algunos de los elementos de EPP más utilizados son zapatos de seguridad, casco, anteojos, tapones auditivos, arneses, fajas de carga y respiradores; sin embargo, de todos estos podemos destacar al calzado industrial como uno de los más importantes, ya que no sólo brindan soporte y comodidad, sino que también protegen los pies del contacto con el piso, de la entrada de algún agente dañino y de golpes por la posible caída de materiales.
 
Existe una gran variedad de este tipo de calzado, ya que según las necesidades que vayan a cubrir, se fabrican con diferentes materiales, que les dan características específicas; por tal motivo, es importante informar a los trabajadores reciban entrenamiento acerca de los riesgos que implica su empleo y de los tipos de zapatos de seguridad que existen para que aprendan a elegir el más adecuado, con base en las funciones que realicen. Por ejemplo, de acuerdo al estilo del calzado, las botas cubren el pie por encima del tobillo y son ideales para su uso en lugares con presencia de líquidos, granos o polvo; el borceguí llega hasta más arriba del tobillo para protegerlo de posibles torceduras, y el choclo, aunque es más ligero, llega por debajo del tobillo y ofrece menos protección, razón por la que no es permitido en algunos lugares. Además, por el tipo de riesgo que se quiere evitar, existen los siguientes calzados: contra riesgos mecánicos, los cuales protegen el pie tanto contra impactos, al contar con casquillo y protección metatarsal, como contra perforaciones, al usar placas en la plante del pie; contra riesgos eléctrico, que tiene como fin reducir accidentes eléctricos, por lo que su fabricación es libre de metal, cuenta con ojillos de nylon y casquillo polimérico, el cual a pesar de ser más ancho es 33% más ligero que el metálico y brinda la misma protección; contra riesgos químicos, enfocados a brindar resistencia a agentes químicos, como aceites, agua, grasas y solventes, entre otros, por lo que la protección se encuentra en la suela; contra riesgos térmicos, fabricados con suelas de materiales capaces de soportar temperaturas extremas.
 
No todos los trabajos son iguales ni implican los mismos riesgos y los fabricantes de calzado lo saben, por lo que año con año van añadiendo mejoras a los zapatos de seguridad, con el fin de cubrir necesidades específicas de los trabajadores. En Discalse contamos con el calzado industrial más avanzado y con personal capacitado para ayudar a nuestros clientes a encontrar el calzado que más se adapte a sus requerimientos de protección; puedes revisar la amplia gama de modelos con los que contamos, ente los que destacan prestigiadas marcas como Berrendo, Puma, Jeep, y Timberland, que ofrecen lo último en innovación tecnológica para calzado de seguridad industrial.